Acerca de WiFi.PRO

Este autor no presenta ningún detalle.
Hasta ahora WiFi.PRO ha creado 2 entradas de blog.

Nuevas tecnologías en Hoteles

Hoy en día, cada vez más, la tecnología en los destinos turísticos se convierte en un valor diferencial que aborda las necesidades tanto del cliente como del establecimiento. De esa manera encontramos en el marco de la inmótica soluciones que buscan el confort sin obviar los compromisos con la sostenibilidad y ahorros energéticos.

La transformación digital apunta hacia la automatización de los servicios; Pantallas táctiles, conserjería virtual, digital signage, WiFi como canal de comunicación, etc… El uso de las nuevas tecnologías está propiciando que los establecimientos puedan comunicar de manera más eficiente y personalizada con sus clientes, pudiendo ofrecer información, contenidos de interés y ofertas que garanticen un retorno de la inversión.

Una de las grandes tendencias que provocan que los establecimientos piensen muy en serio en la transformación digital, es la movilidad y el nivel de demanda de conectividad de los clientes actuales. Los usuarios y sus dispositivos  son inseparables y llevan consigo todo lo necesario para convertir sus estancias en lugar de trabajo, consulta, acciones en redes sociales, contratación de servicios extras, etc. ¿Cómo no pensar pues, en convertir esta situación en una oportunidad de conectar con ellos y fidelizarlos?

Lo que más demandan y valoran los clientes actualmente es un servicio de conectividad, y para evaluar el servicio se toma en cuenta que sea de calidad y sin coste. El reto de los establecimientos radica en la capacidad de innovar a la hora de usar las conexiones WiFi como canal de comunicación, obtención de datos de los clientes y para ofrecerles contenidos de utilidad, sin olvidar que la experiencia de conectividad debe ser lo más eficiente posible.

La cantidad y tipo de tecnología dependerá sobre todo del horizonte digital propuesto; la estrategia digital, tipología de clientes y sobre todo los recursos económicos. Hay que tener en cuenta que invertir en tecnología no siempre va a propiciar una mejora en la comunicación con los clientes o en facilitarles una mejor estancia. Esa adaptación por parte de los establecimientos puede requerir un cambio de operativas, recursos humanos cualificados incluso un esfuerzo de innovación a la hora de ofrecer servicios por medio de las nuevas herramientas. Están los hoteles independientes y de categoría modesta que tienen más capacidad de innovar y tomar decisiones a la hora de usar nuevas tecnologías que grandes cadenas. Aunque encontramos en las categorías superiores una mayor capacidad para invertir en tecnología que les ayude a marcar diferencias desde el punto de vista de la tecnología como concepto de lujo.

La elección de la tecnología a implantar está marcada por las tendencias y los hábitos de los usuarios, cada vez más tecnificados y con demandas más exigentes.

En la mayoría de los casos, los responsables directos de los establecimientos, conocen a la perfección las tendencias y demandas del nuevo mercado. Pero existe un gran desconocimiento en cuanto a las soluciones y ofertas tecnológicas que puedan encajar en el perfil de sus establecimientos. Es el propio carácter siempre innovador de las tecnologías, el que dificulta su comercialización, por lo que se requieren esfuerzos para darlos a conocer a los responsables y generar la necesidad de su implantación.

La industria del turismo sigue creciendo y desde la aparición de las nuevas tecnologías lo hace más aún, siendo el sector que más crece e invierte en tecnología. Parte de las inversiones tecnológicas en el sector del turismo están enfocadas a oír mejor a los viajeros, saber sobre sus necesidades y poder atenderles de manera más eficiente y personalizada. El objetivo de todo ello es posicionar a los establecimientos turísticos en la parrilla de salida de la carrera para llegar a ser “Smart Destinations” destinos inteligentes, dentro de la política del concepto de Inteligencia Turística. En definitiva, poner en uso la mayor cantidad de recursos posibles para entender a los viajeros con el fin de mejorar sus experiencias. Por ejemplo, con las herramientas apropiadas de análisis convertir la zona WiFi en un destino inteligente de alto rendimiento.

Las principales tendencias y novedades tecnológicas que se están introduciendo actualmente en las habitaciones, son sistemas que ayuden a identificar lo antes posible las necesidades del cliente para ofrecerle soluciones que mejoren su estancia, como pueden ser temperatura, iluminación, información del establecimiento, etc. Promover las interacciones sociales que permitan compartir de manera rápida las experiencias de los usuarios alojados, automatizar los servicios y vincularlos a los dispositivos de los huéspedes para que puedan gestionarlos de manera autónoma.

Los componentes electrónicos y las tendencias marcan el ritmo y pautas para la inversión en tecnología en hoteles. El Internet de las Cosas y los diferentes usos que se pueden hacer de los dispositivos, condicionan los tipos de decisiones a la hora de elegir una u otra opción tecnológica, pero sin lugar a dudas es el servicio de conectividad WiFi el que acapara los primeros puestos en el listado de necesidades de implantación en cuanto a soluciones tecnológicas. La gran noticia es que este tipo de tecnología abre las puertas a que los establecimientos puedan, además de dar el servicio, ofrecer contenidos a los clientes conectados y poder usar los datos que se generan tras las conexiones para emprender acciones de fidelización y comunicación. Para ello la instalación de la red WiFi ha de cumplir con unos mínimos de requisitos que favorezcan estas acciones, como el uso de una plataforma de gestión de la red WiFi.

El marketing de proximidad bien gestionado puede reportar grandes beneficios, pero la intención no ha de ser únicamente la de promover ventas, si no también de encaminar las tecnologías hacia un canal de comunicación que los clientes puedan agradecer y aprovechar. WiFi.PRO es una herramienta de gestión de las redes WiFi en Hoteles y destinos turísticos, pero cada vez son mas los entornos y diferentes áreas de negocio que demandan el uso de la red WiFi como canal de comunicación. La búsqueda de excelencia en el servicio traspasa el sector del “hospitality” para ser un modelo a copiar en sectores como la salud, banca, centros deportivos, ocio, shopping incluso Smart Cities.

Lo que queda por llegar es una nueva revolución gracias al aumento de las velocidades de conexión y la evolución de los puntos de acceso, que darán lugar a todo tipo de herramientas que aporten soluciones sobre la movilidad de los usuarios y su localización, análisis de Big Data y análisis predictivo.

Saber más

Comunicación Inteligente. Segmentar y comunicar de manera diferente a cada usuario

Comunicar de manera más eficiente, segmentando a los usuarios y ofreciendo contenidos únicos y que coincidan con sus perfiles, gustos o necesidades.

Para los establecimientos, ofrecer un servicio de conexión WiFi a sus clientes puede ser una oportunidad para poder conocerlos mejor, aconsejar y fidelizarlos.

Los datos que se pueden solicitar para ofrecer el servicio WiFi, y que el usuario acepta compartir, se utilizan para segmentar y ofrecer comunicación que encaje en su perfil, de esta forma, por ejemplo,  se podría mostrar una imagen con una felicitación o una invitación en el restaurante a todos los clientes, chicos, mayores de 30 años, que cumplan años ese mismo día.

Pantalla de Filtros Smart.  Creación de reglas que deben de cumplirse para asignar imágenes o mensajes personalizados. 

Los beneficios pueden ser varios, desde sorprender a los clientes, hasta poder premiarles, aconsejar productos, informar, fidelizar… Los contenidos de los mensajes deben ser los más adecuados posibles para mejorar las experiencias en los usuarios y no provocar una reacción contraria a la deseada. En este punto se asemejaría mucho a las formas en que las marcas se relacionan con sus clientes por medio de las redes sociales.

Saber más